Tubos de acero al carbono

Se considera que el acero es acero al carbono cuando no se especifica o requiere un contenido mínimo para cromo, cobalto, niobio, molibdeno, níquel, titanio, tungsteno, vanadio o circonio, o cualquier otro elemento que se agregue para obtener el efecto de aleación deseado; cuando el mínimo especificado para el cobre no exceda del 0,40 por ciento; o cuando el contenido máximo especificado para cualquiera de los siguientes elementos no excede los porcentajes indicados: manganeso 1.65, silicio 0.60, cobre 0.60.